Pon tu granito de arena

La suma de todos puede ayudar a mejorar nuestro mundo
Malos politicos

10 razones por las que no nos merecemos a los políticos que tenemos.

NOTA ACLARATORIA: Sin duda hay políticos que se dejan la piel en su trabajo, miran por el bien de los ciudadaos y estan totalmente implicados y desarrollan su labor con total honestidad, pero la percepción que comenzamos a tener es que estos políticos nobles y de buen hacer, por desgracia, cada vez son menos.


Este post sin duda va a ser controvertido, la política nunca suele ser un buen tema de debate.

Hay un dicho que dice «Si no quieres discutir con la gente no saques a conversación ni el Fútbol, ni la Religión, ni la Política«.

Tengo mi propia «ideología», pero os puedo asegurar que no me considero acérrimo defensor de ningún partido ni corriente y a lo largo de mi vida he votado a 3 partidos distintos en las elecciones generales y a más en las autonómicas y municipales.

Soy más de leer programas, escuchar y decidir a quién voto en función de lo que figura en los programas electorales (que luego por supuesto y por desgracia no cumplirán) que dejarme llevar por fanatismos al estilo hincha de equipo de futbol (todo lo que hace mi equipo esta bien, todo lo que hace el otro está mal, penlati, penalti!!!).

Una de las cosas de gran valor que me enseñaron en el insitituto, hace ya un buen puñado de años,  fue a ser «independiente». Nunca olvidaré la primera clase de Lengua Castellana en primero de BUP con un profesor que tuve llamado Orestes. Lo primero que nos dijo fué:

Debéis leer los diarios, las noticias, pero no compréis siempre el mismo periódico, si un día comprais el País, al siguiente comprad el ABC, tenéis que aprender a ver las cosas desde diferentes puntos de vista, a ser críticos.

Desde entonces así lo hago, intento informarme en difernentes medios, de diferentes ideologías, incluso muy marcadas. Hoy puedo leer las noticias en «Publico» y en «El Mundo», mañana en «El País» y en «ABC»… hoy he escuchado Onda Cero viendo a la oficina y mañana seguramente me pondré la Ser, creo que escuchar diferentes puntos de vista es necesario para huir de fanatismos y realmente crearte una opinion propia. Casi con total seguridad la verdad sea un punto intermedio entre lo que te cuenta unos y otros.

Pero vamos al tema, ¿por qué creo que NO NOS MERECEMOS A LOS POLÍTICOS QUE TENEMOS?.

  1. EN GENERAL TIENEN UNA PREPARACIÓN INSUFICIENTE PARA LOS CARGOS DE ENORME RESPONDABILIDAD DE OSTENTAN.
    Todavía me pregunto como puede ser que en mi ciudad natal algunos de los concejales que han pasado por el consistorio fuesen los mas tarugos del instituto (ojo, hablo coloquialmente, seguramente como personas sean unas bellísimas personas pero no me estoy fijando en eso).
    ¿De verdad un individuo que repitió curso 3 veces en 4 años está realmente preparado para decidir sobre el urbanismo, patrimonio histórico o transición ecológica de una población de 60.000 habitantes?, sinceramente, creo que no.

    Si pasamos de la escala local a la nacional la cosa es igual de sangrante. Si nos fijamos en la formación de los ministros del gobierno vemos que poco tiene que ver con la función que tiene el ministerio asignado.

     

    ¿Realmente un abogado es la persona más indicada para dirigir un ministerio de Transción ecológica,  un médico es el más adecuado  para el ministerio de Hacienda o un filósofo para el Ministerio de Sanidad?… en mi opinión NO.

    Recuerdo una conversación que tuve con un concejal de servicios sociales de mi pueblo con el que me entrevisté mientras realizaba el proyecto de fin de carrera en el que no recuerdo como surgió el tema de la preparación de los políticos. Su respuesta fué una respuesta desde aquel entonces he oido de forma repetida «Es que el político debe saber gestionar, esa es su función, no importan los conocimientos específicos en algún campo en concreto«.

    Correcto, un político debe saber gestionar, pero en mi opinión DEBERÍA SABER QUE NARICES ESTÁ GESTIONANDO.

    Al igual que cualquier funcionario de carrera de cualquier escala, como mínimo debe cumplir unos requisitos de formación y conocimientos para presentarse a unas oposiciones y ocupar un determinado puesto de trabajo (para acceder a una plaza de programador informático en la administración deberás cumplir como mínimo el requisito de haber estudiado una carrera totalmente relacionada con el puesto (ingeniería informática por ejemplo) , cualquier político que desease ocupar un puesto en la administración debería demostrar su valía con un título directamente relacionado con el puesto que lo capacitase para tal cargo además de demostrar sus capacidades de GESTIÓN, de esa manera tendríamos a un excelente GESTOR con conocimientos suficientes para entender QUE SE SUPONE QUE ESTÁ GESTIONANDO, porque, ¿alguien puede explicarme como una persona que simplemente termino el instituto es capaz de gestionar las obras públicas de una ciudad de 300.000 habitantes sin entender nada sobre arquitectura, o planificación urbana?. Con sus ¿»asesores» y «cargos de confianza»?  (este es otro gran problema en forma de parasitos).

    En mi opinión, para TOMAR DECISIONES y GESTIONAR es necesario tener la capacidad de comprender en profundidad sobre que hay que tomar esas decisiones,  tener capacidad y conocimiento para analizar la problemática a resolver. De esta manera al menos se podrán tener en cuenta las recomendaciones, estudios y aportes de los técnicos en los que se apoyen o fundamenten estas decisiones.

    En resumen, creo que quién ostente un cargo público en cualquier rama debería ser un auténtico lumbreras en ese campo para gestionarlo con eficacia.

  2. CADA VEZ SON PERSONAS CON MENOS EXPERIENCIA, CON MENOS TABLAS, o al menos esa es la sensación que me da.

    Imagen obtenida de «diariocordoba.com»

     

    Sin por supuesto querer menospreciar a la juventud (eh!, yo me considero todavía joven), tengo la sensación que que la última hornada de políticos es «demasiado joven» (y mira que eso me pareció un punto totalmente positivo cuando empezaron a surgir los políticos actuales de esta última «era».).

    imagen tomada de mallorcadiario.com

    A su falta de preparación (¡vaya!, no tanta algunos incluso tienen masters sin asistir a clase y tesis «cum laude» de dudosa procedencia) mi sensación es de que cada vez tienen menos experiencia, de que se trata de políticos «criados en el seno de las juventudes» de sus partidos, que sin merito demostrable en ningún campo profesional han ido «trepando» hasta llegar al cargo en el que se encuentran (hablo desde un simple concejal de pueblo a un diputado de las cortes). Cuando ves el CV de algúno entiendes como puede ser que de vez en cuando se tomen decisiones tan desastrosas y absurdas.

  3. HAN OLVIDADO CUAL ES (O DEBERÍA SER) SU ROL y SU COMETIDO.


    Alguién debería recordarle a los políticos de cualquier nivel que NO SON JEFES de nadie sino que están para SERVIR a la población que democráticamente les ha elegido.

    Son EMPLEADOS y deberían sentirse y trabajar como tales, debiendo rendir cuentas de sus acciones o inacciones a aquellos que les han elegido para encomendarles la complicada función de gobernarles.

  4. YA NO SON LÍDERES
    Un líder es alguien que atrae, dialoga y sobre todo escucha. Alguien que tiene capacidad de tomar la iniciativa y colaborar con los demás para conseguir los objetivos que busca (o al menos parte de ellos), que es capaz de ceder, de negociar y  de escuchar y hablar con quien no piensa igual.
    Nuestros políticos actuales  utilizan más energía en perjudicar al partido rival, en insultar, en buscar trapos sucios en el contrario que en negociar e intantar llegar a acuerdos que persigan el bien común del pueblo al que gobiernan.
    Es imposible que cuando un partido presenta un programa con 120 medidas o puntos al partido rival le parezcan mal los 120, es totalmemente imposible a menos que el objetivo sea «putearse».

    No me creo que al menos en 20 o 30 puntos debe haber ciertas cosas en común que permitan un acercamiento o un pacto para poder llevarlos a cabo.
  5. NO DAN LA CARA.
    La obligación de un político debería ser rendir cuentas, explicar el  porqué de sus decisiones (volemos al punto 3, no deberian ser nuestros jefes sino nuestros empledado a los que se les deben pedir cuentas por sus acciones y resultados).

     

    Imagen obtenida de elnortedecastilla.es

    ¿No estáis totalmente hartos de ver como cuando en una rueda de prensa, se les formula una pregunta y responden absolutamente lo que les da la gana, con cien rodeos y en muchas ocasiones para acabar respondiendo cualquier cosa que a veces no tiene ni relación con lo preguntado?.

    Desde aquí os haría una petición a todos los periodistas del mundo mundial:  Cuando un periodista le formula una pregunta a un político y este le responde lo que le place, dando rodeos y sin ofrecer una respuesta concisa a la pregunta deberías decirle «Disculpe, eso no es lo que le he preguntado, ¿va usted a responderme?»

    Y si la respuesta es otra amalgama de rodeos deberíais darlos la vuelta y abandonar la sala. En cuando se quedasen solos en la rueda de prensa os aseguro que no os volvería a pasar y estaríais forzándolos a dar la cara, uno de los grándes pánicos de político es no estar en el foco mediático.

  6. PRESENTAN PROGRAMAS POLÍTICOS QUE LUEGO NO APLICAN O DIRECTAMENTE ERAN IRREALES.
    Esto es el colmo de los colmos. Cuando alguien vota a un político lo hace (o deberia hacerlo, si, es terrible pero todavía queda gente que vota a un partido porque su lider es mas guapo o le cae más simpatico que el de otro partido) por su programa electoral.

     

    El programa electoral no es una carta a los Reyes Magos de Oriente. El programa electoral es el motivo por el que los votantes deben evaluar que políticas y medidas van a tomar los diferentes partidos para decidir su voto y elegir unos gobernantes en los que van a depositar su confianza durante nada más y nada menos que 4 años para que OBVIAMENTE EJECUTEN LAS MEDIDAS Y POLÍTICAS QUE HAN PRESENTADO EN SU PROGRAMA.

    Votamos a los políticos por lo prometido y estipulado en los programas, si luego nos los cumplen nos están engañando.

    Cuando un político se compromete con un programa electoral a determinadas acciones debería ser necesario que quedasen obligados a ejecutar lo que prometen, si no les estamos dando rienda suelta a prometer el oro y el moro con el fín de obtener votos, ganar las elecciones y ostentar el poder, muy a pesar de que en ocasiones directamente van a prometer cosas que saben que jurídica o fácticamente no podrán cumplir.

    Debería existir algún mecanismo para que si transcurrido un perido de la legislatura no se se hubiésen cumplido al menos un porcentaje de los puntos prometidos en el programa se obligase a la dimisión del cabeza de lista y pasase el siguiente (aunque fuese del mismo partido), de esta manera obligaríamos en cierto modo a que lo que se promete sea realista, esté analizado técnica y jurídicamente antes de ser prometido y se hiciése política ética y sin engaños.

    Obviamente siempre porá ocurrir que se prometa con sinceridad algo que finalmente por causas extraordinarias no se pueda acabar cumpliendo pero deberían ser excepciones.

    Recuerda que si tú partido te ha engañado con su programa electoral siempre esta en tu mano ser objetivo, reconocerlo, uír de fanatismos y tomar una decisión en las próximas elecciones.

  7. ROZAN LA VULGARIDAD.
    Unas personas que estan representando a una población, a una comunidad, a un país, como mínimo deberían comportarse de manera ejemplar tanto en los plenos como en los medios de comunicación, evitando insultos, procacidades, faltas de educación y respeto hacia sus rivales o los que opinan distinto.
    Ofrecen (por supuesto, no en todos los casos) una imágen lamentable que no nos merecemos.

     

    Imagen de elcorreo.com

    No podemos pedirle a un futbolista que sea un ejemplo para los niños y permitir que los políticos que deberían ser un ejemplo para todos los ciudadanos a veces se comporten como analfabetos, groseros y sin modales.

  8. CORRUPCIÓN.
    Parece más contagiosa que el maldito coronavirus.
    A mi parecer, la corrupción, el fraude y las ansias de poder, por desgracia,  parecen ser algo innato en el ser humano, pero parece que los políticos tienen un gen defectuoso que hace que les afecte de manera especial.
    Seguramente será que su acceso «al poder» les pone más a mano esta posibilidad de «choricear» pero realmente llega a ser escandaloso (si, también es verdad que esa afirmación de que «TODOS los políticos son unos chorizos ladrones» no es cierta pero es que al final la vamos a tener que tomar como buena, desde el alcalde un pequeño pueblo a ex-ministros incluso al Rey Emerito, de verdad, es para llorar.

     

    Hay una web curiosa, que agrupa todos los casos, y cuando ves el número de casos y el coste que han supuesto es aterrador: https://www.casos-aislados.com/index.php

  9. COBRAN POCO
    Y os lo digo sinceramente. Cuando ves los sueldos que la mayoría de políticos tienen asignados en función de la respondabilidad que supone (o debería suponer) su cargo, el sueldo es bajísimo.

     

    Que un presidente del gobierno cobre 80.000 euros al año por soportar el peso y el devenir de un país sobre sus hombros me parece ridículo.
    Que el alcalde de un municipio como Valencia o Alicante cobre casi lo mismo que él doblemente ridículo ya que su responsabilidad es menor y sigue siendo poco.

    Que luego tengan dietas por desplazarte, un complemento de 2.000 euros al mes por ser diputado y no tener casa en Madrid, que tengan 3.000 euros anuales para gastar en taxi, que los concejales cobren por asistir a plenos (coño, ¿no es tu trabajo tomar decisiones y gestionar?) me parece una verdadera «engañifa» para que así ese sueldo que acaba pareciendo ajustado acabe multiplícandose por 2, por 3 o por 4.

    Los sueldos de los políticos deberían ser más altos pero no deberían contar ni con complementos, ni dietas ni mandangas, deberían tener un salario neto que quedase reflejado de manera pública, fuese de la cuantía que fuese y por supuesto establecido por ley entre unos baremos razonables (no puede ser que un alcalde de un pueblo de 40.000 habitantes cobre lo mismo o más que uno de 250.000) y que fuese inamovible como el de cualquier funcionario público.

    Si eres de Alicante y quieres ser diputado ya sabes que tendrás que o desplazarte a Madrid o buscarte casa allí, si no te interesa no lo seas.

    Si necesitas coger un taxi cógelo y luego «presenta el ticket» y justifica su uso.

    Si has de asistir a un pleno, es tu trabajo, no tienes por qué cobrar por asistir (que así para tomar 3 decisiones casi mejor hacemos 2 plenos esta semana en lugar de uno).  Es como si un profesor de instituto cobrase por dar clase y luego por corregir exámenes.

  10. La décima razón te la dejo a tí. Comenta el post y cúentanos cual sería tu razón.

UPDATE: lo que nos faltaba era la «familieta» real y el majo monarca «¡Qué campechano es!».

Imágen tomada de elespanol.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.