Reduce el uso de plásticos en frutas y verduras

Frutas y verduras servidas en plástico

Reduce el uso de plásticos en frutas y verduras

No utilizar plásticos es una verdadera utopía.

Gracias a la utilización de plástico hemos sido capaces de lograr una comodidad que unas decenas de años atrás no podríamos haber ni imaginado.

 

El problema como todo en la vida es que hemos llegado a un sobre-uso que roza la aberración y el planeta no puede soportar semejante carga de basura que tarda entre decenas y cientos de años en desaparecer.

En concreto os voy a hablar de la utilización de plásticos en algo tan cotidiano como la presentación, servicio y conservación de las frutas y verduras, algo que vemos casi a diario en nuestras compras para llenar la nevera y sobre lo que cualquiera de nosotros puede actuar aunque sea en parte.

¿De verdad no te tiras las manos a la cabeza cuando en tu cadena de supermercados favorita ves como a algún iluminado se le ha ocurrido comercializar una naranja «pelada» medita en un recipiente de plástico?.

Aberración suprema

Aberración suprema

«Manda cojones», (perdonadme la expresión) parece que el comercializador de tan fantástica aberración te ha visto cara de «tonto el higo»:

  • Por una parte te esta llamando VAGO: suponemos que el ingenioso portento que tuvo la idea penso que eres tan vago que te va a ahorrar la enorme tarea de PELAR UNA MANDARINA. Si realmente esto de hace un favor… deberías hacertelo mirar.
  • Por otra parte te está vendiendo una fruta a la que le ha quitado su protección natural contra las bacterias y demás agentes externos al mismo que reduce su duración. Al susitiruir su corteza o piel natrual por una cubierta de plástico la está haciéndo pasar por una «manipulación» extra (que además incrementa el precio que pagarás por ella) por parte de alguien que esperemos cumpla todas las normas de seguridad alimentaria en su cadena de trabajo.
  • Finalmente nos está regalando a todos unos innecesarios gramos de plástico que tienen un 25% de posibilidades de tardar lustros en desaparecer por no entrar en la cadena de reciclaje (según Ecoembes, a día de hoy el porcentaje de reciclaje de plásticos de envases domésticos está aproximádamente en el 75%).

Así que ya ves, y todo por una simple mandarina.

El caso de la mandarina (también lo hemos visto en naranjas, piña y otras frutas igual o muy parecido) es de lo más sangrante, pero si te fijas, cada día vemos más frutas y hortalizas ya «empaquetadas en pequeñas bandejas de plastico o poliespan y cubiertas de film o plástico perforado.

Frutas y verduras servidas en plástico

Frutas y verduras servidas en plástico

Algunos productores y comercializadores han llegado a argumentar que el envolver en film las frutas y hortalizas y colocarlas sobre una bandeja plástica protegen los productos, pero en el fondo lo que buscan es optimizar sus procesos de distribución y comercialización (es mucho más sencillo transportar, almacenar y servir de esta manera y al mismo tiempo te permite colocar «publicidad» la pegatina de tu marca o cualquier mensaje de márketing en el «packaging». De hecho, hay frutas y verduras que se estropearán con más rapidez dentro del plástico que fuera.

Vale mas todo el "packaging" que la pobre cebolla

Vale mas todo el «packaging» que la pobre cebolla

Y tu pensaras, ¿vale, y que puedo hacer yo?.

Pues es tan tan sencillo como dejar de comprar este tipo de productos y optar siempre, o al menos la mayoría de veces, por los que no vienen envasados de esta manera aberrante.

Ahora me dirás «vale, pero si no vienen envasados y los cojo a granel, los peso y los meto en una bolsita de plástico, ¿no es lo mismo?».

Pues no es lo mismo no, ten en cuenta que:

  • La cantidad de plástico que supone esa bolsita donde metes el género para pesarlo es mucho menor que la que se utiliza si sumas la bandeja + el film que envuelve el artículo cuando ya lo compras envadado.
  • En muchas frutas (sandía, piña, aguacate (unidad), judías que vienen presentadas en un atadillo…) puedes pegar la etiqueta del peso directamente sobre la fruta.
  • Puedes reutilizar las bolsitas donde has metido la fruta para pesarla al llegar a casa o incluso volver a llevarlas al super para tu próxima compra.

Si ya se que es más incomodo, pero se trata de eso, de poner un poquito de tu parte, tampoco te vas a morir, te lo aseguro.

Recuerda que los supermercados venden lo que la gente compra, si poco a poco nos concenciamos y dejamos de comprar los productos servidos en estos formatos estarás obligando a que dejen de comercializarlos, ellos siempre van a vender lo que la gente compra, otra cosa aparte es que consigan que la gente compre lo que ellos quieren vender pero ahí es donde tu entras en juego y puedes aportar tu granito de arena.

Si conseguimos que los supermercados sustituyan esta forma de comercialización para ofrecer productos a granel y otras alternativas a los plásticos habremos conseguido algo realmente importante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.